DOMÓTICA Y TELETRABAJO

DOMÓTICA Y TELETRABAJO

Desde que se decretó el Estado de Alarma, el teletrabajo ha pasado de ser una opción a una necesidad. La crisis sanitaria provocada por el Covid19, ha tenido un gran impacto en la vida laboral, y tanto empresas como trabajadores han tenido que adaptarse y trabajar en remoto.

De primeras, el hecho de trabajar desde casa cuenta con numerosas ventajas como mayor conciliación laboral, personal y familiar, reducción de costes de desplazamientos al lugar de trabajo o aumento de la productividad, aunque todo depende de la situación personal de cada uno.

De todas formas, si tú también estás teletrabajando, sabrás que tiene sus inconvenientes, como por ejemplo el consumo energético que se hace desde casa, especialmente de luz y calefacción o aire acondicionado.

La temperatura es uno de los factores que más impacta en la productividad. Los ambientes con temperaturas de más de 30 grados centígrados y por debajo de los 15 grados reducen hasta un 10% la productividad del trabajador, por lo que lo ideal es mantenerla entre los 21 y los 26 grados.

Gracias a sensores de temperatura y humedad podrás vigilar en todo momento la temperatura de tu vivienda e incluso hacer que el resto de dispositivos interactúen en función de la misma. Por ejemplo, podrás encender el aire acondicionado de forma automática cuando haga calor, sin necesidad de buscar el mando o encender el enchufe que controla la estufa o radiador más cercano a tu zona de trabajo. Realmente existen multitud de equipos que pueden ayudarte con ello y estos solo son unos ejemplos:

Mando IR: para encender/apagar cualquier dispositivo que se controla de forma tradicional con un mando a distancia. Ejemplo: aire acondicionado.

Enchufe inteligente: para encender/apagar cualquier electrodoméstico conectado a esa toma de corriente. Ejemplo: radiadores eléctricos.

Termostatos inteligentes: para encender/apagar calderas o sistemas de calefacción.

Sin embargo, existen otros dispositivos que pueden ayudarte a ahorrar, y no porque vigilen la temperatura. Hablamos de sensores de puerta/ventana o de movimiento.

Podrás configurar el envío de notificaciones si tienes alguna ventana abierta para no perder el calor o frío de tu vivienda, o que directamente se apague el sistema de calor o frío que tengas funcionando. También podrás hacer que el radiador o aire acondicionado de una habitación se apague si el sensor de movimiento lleva más de 1 hora sin detectar a nadie.

La calidad del aire también afecta a nuestros niveles de concentración y rendimiento, aumentando la sensación de cansancio cuando los niveles de CO2 de una habitación son elevados. Un purificador de aire es sin lugar a dudas una garantía de éxito.

Por otro lado, te habrás dado cuenta que teletrabajando se pierde más la noción del tiempo, y cuando te quieres dar cuenta ya es la hora de comer. Es muy importante, quitar la vista de la pantalla de manera frecuente, y levantarse de la silla para cambiar de postura.

Gracias a la domótica, podrás programar que cierta lámpara se encienda cada 45 minutos para recordarte que debes estirar las piernas o tomar un breve descanso.

Esta lámpara la podrás programar mediante enchufes inteligentes o bombillas inteligentes. Pero también existe la posibilidad de programar una notificación o tarea mediante un sensor de movimiento, siempre que el sensor no detecte movimiento por un periodo de 45 minutos, por ejemplo.

Al mismo tiempo, podrás realizar ciertas tareas domésticas de forma automática, como enviar a tu robot aspirador a limpiar. Gracias al mando IR, podrás automatizarlo para cierta hora, o aprovechar en el momento que estas cocinando, detectando tu presencia en la cocina por un sensor de puerta o movimiento.

Como acabas de ver, los sistemas de automatización del hogar pueden resultar un gran aliado en un momento en el que debemos compaginar nuestras tareas laborales con algunas rutinas caseras.

Contar con una temperatura e iluminación adecuada según el momento de la jornada, conseguir reducir el consumo energético, mejorar la calidad del aire y contar con dispositivos que se encarguen de la limpieza en tu vivienda, pueden facilitarte el trabajo y ayudarte a conseguir una mayor concentración.

Y tú, ¿cómo gestionas tu jornada laboral? ¿Haces uso de dispositivos inteligentes?

¿Quieres saber cómo automatizar ciertas tareas?

 

👇🏻 Deja tu comentario 👇🏻


Deja tu comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados